viernes, 22 de febrero de 2008

Una mañana en mi mar....

Todavía el mar estaba agitado.
La tormenta de la tarde y noche anterior lo dejó bravo.
Esa tormenta que me permitió sentir la adrenalina de sentirme en él, de recibir la lluvia con furia en mi rostro,de escuchar los truenos y hasta ver esas hermosas luces en el cielo iluminándome.
Y yo contagiándome de esa energía única...de la energía del mar.
No había sido fácil salir, como tampoco soportar los sermones de los guardavidas que habían quedado en el parador. Solo uno estuvo en silencio ayudándome a sacarme un calambre en mi pantorilla.
Quisiera saber en qué momento de mi vida dejarán de sermonearme. A veces pienso que nunca.
A veces deseo que no dejen de hacerlo. Tal vez es una forma de cuidarme. No estoy acostumbrada. Me cuidé sola casi toda mi vida y me sorprenden los sermones.
A veces los acepto como si fuera una niña, a veces me rebelo de la misma forma.
Pero supongo que algunos de los que recibo provienen del cariño, tal vez por eso los necesito o creo necesitarlos.
Esa mañana fui más temprano . No pude dormir un solo instante, gracias a la excitación que tenía del día anterior. Salí con el auto directo hacia la playa.
Llegué y vi que aún los guardavidas no habían llegado. No había nadie.
Me saqué el sweater, la camisola y me interné en el mar antes que llegaran. No quería más testigos.
El agua estaba helada, creí congelarme.
Las olas todavía altas, algunas demasiado fuertes.No pude evitar jugar con ellas. Adoro hacerlo.
Ese juego hizo que me fuera adaptando a la temperatura del agua.
El mar seguía bravo, demasiado para resistirlo otra vez, sin dormir, con el cuerpo tenso todavía, con mucho frío.
Pero todo lo que amo me supera. El mar me puede y lo necesitaba.
Ese mar que me dice todo, que me escucha.
Ese mar al que me parezco tanto...
Ese mar que parece que se enoja con facilidad y sus olas asustan hasta que juegas con ellas y te das cuenta que jamás se enoja, solo necesita compañía.
Que solo quiere que lo escuchen.
Que hace mucho ruido a veces porque todos lo usan y no lo aman.
Ese mar que de una ola gigante termina en una pequeña acariciando la orilla timidamente.
Ese mar que visita y conoce tantas playas distantes y diferentes, y les deja todo lo que puede, se lleva recuerdos y deja en hollitos parte de sí, para que lo recuerden.
Todos los días, toda la vida.
Ese mar que se acerca a las personas tímidamente y se retira de la misma forma.
Ese mar que es transparente para permitirles a los otros conocer su fondo, su esencia.
Que choca contra las rocas, y lo devuelven donde proviene, pero distinto. Con más fuerza, mejor. Luego sus aguas se remansan más tiempo y así puede llegar más lejos.
Ese mar que la brisa acaricia y convierte sus aguas distintas cada día, pero siempre llega al mismo sitio.
Esa brisa que en mi, puede ser la caricia de un amigo. Que me hace sentir cada momento de mi vida una oportunidad nueva.
Ese mar que representa deseo, pasión, libertad, naturaleza pura.
Que es tan impredescible para muchos, como muy predescible para los que lo conocen bien.
En ese mar al que me parezco tanto... estaba yo.
Llorando mis duelos, intentando dejarlos de una vez, en el único lugar en donde siento paz en mi vida.
Lloré como hacía mucho no lo hacía. Sin esfuerzo, mis lágrimas caían solas y formaron parte de ese mar.
Sentí tristeza, nostalgia,dolor pero le pedí que me diera fuerzas para soportar lo que vendría.
Esa mañana fui a hacer las paces con mi propia vida.
Estaba en estos pensamientos cuando sentí a alguien nadar cerca de mi.
Cuando estuvo cerca recién reconocí ese rostro.
Llegó a ver mis lágrimas por más mojado que mi rostro estuviera ,mis ojos no engañan y él solo sonrió.
Me hizo señas de acercarme a la orilla, pero con una sonrisa en sus labios.
Fuimos nadando en silencio juntos hacia la costa, siempre siguiendo la corriente.
Él no dejó de observarme. Yo me sentía en paz, pero muy agotada.
Cuando ya pudimos hacer pie y caminar, lo miré, le sonreí y le agradecí el haberme ayudado con mi calambre la tarde anterior.
Su sonrisa era contagiosa, me invitó a tomar un café y fui con él.
Observé la playa, ya había turistas y mis amigos guardavidas habían comenzado su turno hacía rato.
Me contó que venían oberservándome desde que llegaron y él decidió ir a buscarme.
No tuve idea cuánto tiempo estuve en el agua, pero debe haber sido mucho.
No se cómo lo soporté, pero presiento que era mucho lo que debía llorar, dolores que debía dejar, y fuerzas que necesitaba para poder continuar.
Nunca bebí un café tan rico y mucho menos custodiada por cuatro guardavidas, que lo único que intentaron fue hacerme sonreir.
Fue una mañana especial, donde dejé lágrimas en un mar que siempre me acoge.
Cada vez que miro el mar, el horizonte, allí está esperando un nuevo día , un nuevo amigo , una nueva vida.
Esa mañana fui feliz...

32 comentarios:

CHOLA y CHELA dijo...

PATRI,,,,, AMIGA DEL ALMA NUESTRASSS, DE AMBAS DOS,,,, QUE HEMOS HECHO OTRA CRITICA,,,, ESTE BLÓS CRITICAO ES MUY,,,,,HAY MUJEÉÉ NO SE NI COMO EXPLICALO PORQUE LA CHOLA QUEDÓ ENAMORAAAAAA DEL MACHOTE ESE,,,, VEN A LEELO,,,,

POR CIERTO,,,, QUE LINDO COMO ESCRIBES TU DE GIENNNNNN,,,, SIN FALTA DE URTOGRAFÍA NI NAAA,,,,

BESOS PA TI PRECIOSA,,, NOS VEMOS LUEGO GUAPA,,,, ME VOY A PONERLE HIELO A LA CHOLA EN LAS PARTES INTIMAS,,,, QUEDÓ CALENTICA!!!!

Ayanay dijo...

Patri!!!!

Que quieres que diga, yo sabia que eso te pasa con el mar, la mejor terapia para ti es esa, disfrutar d eso que tanto amas, recuerda que solo el amor puede calmarnos, que solo el verdadero amor sana las heridas, el amor hacia la familia, el amor para nuestra pareja, el amor al mundo y sus maravillosas sorpresas que nos hace deleitarnos con tantos paisajes y lkugares maravillosos (como tu mar), pero por sobre todo amor a uno mismo, ese amor que debe surgir del aceptarnos con limitaciones y todo, ese amor del que tu tienes por millones.

Te quiero mucho

PD: Viste que no iba a desaparecer por completo, acá estoy leyendote

Ayanay dijo...

Ahhh que bonito se ve el nuevo color de la plantilla!!!

besos

Natalie Noemi dijo...

El mar es la mejor forma de definir la vida, las cosas vienen y van, hay rocas que hace mas dificil lo cotidiano, que te hacen tropesar, pero las mismas olas te levantan y te van alentando para seguir adelante, el ruido de las olas te relaja, y al ver q vienen y van, te das cuenta que todo lo puedes volver a empezar, que nada te tranca, que hasta el problema mas dificil lo puedes sacar adelante...
Me encanta como escribes... me deja como en otra dimensión...
saludos!

Natty

Anónimo dijo...

Bueno, acá estoy intentando de nuevo, cómo tantas otras veces en tantas otras cosas... No soy de las que se dan por vencidas sin antes intentarlo una y mil veces... A veces creo que ya pasó el tiempo, que ya no vale la pena, que ya no puedo, sólo para que un tiempo después renazca en mi el deseo de probar una vez más... Y entonces ahí me lanzo de nuevo a enfrentar los desafíos de esta maravillosa, a veces cruel y dolorosa, a veces tan misteriosa vida...
Hay momentos de tanto vértigo, de tanto susto. Este es para mi uno de esos momentos en los cuales el futuro se presenta incierto. Claro que "alejarme de la orilla" me asusta, dejar lo conocido, las certezas... Pero tal vez, sólo tal vez hayan otros mejores puertos en los cuales anclar...
Gracias por llevarme con tus palabras una vez más al mar, al que amo tanto, tanto como vos. Por su fuerza y su bravura, por su inmensidad y su calma.
Te mando un beso grande, si es que esta vez por fin te llega!
ja ja

Anónimo dijo...

Bravo!!!!!!!!!!!
Lo logré! Con tu ayuda!!!
Gracias otro vez!!!11

Silvia dijo...

Querida Patry siempre preferi las montaños y los lagos, pero con tus palabras me imaginaba en la playa sola y me dio una paz!!!

Me encanta leerte siempre, admiro mucho tu forma de pensar y escribir. Una diosa!!

Miri dijo...

A mí me pasa algo muy parecido con el mar!

Me descargo todas las energías negativas y me cargo de toda la positividad... de su fuerza.

Mirarlo en soledad, contemplar el infinito, me conecta con mi alma y puedo sentir cosas que tengo escondidas y puedo también sacar cosas que tengo arraigadas...hasta las lágrimas.

Por eso será que lo extraño tanto.!!!

Hace 8 años que no puedo visitarlo, por una u otra circunastancia,lo que espero y le pido a Díos que me permita pronto poder ir, aunque séa en una corridita para que mi hijo pueda conocerlo, ya que todavía no lo hizo.

Gracias por llamarme, fué un verdadero gusto.

Espero que pueda repetirse pero esta vez para que hablemos de nosotras, que las dos tenemos cosas que sacar afuera no?

Un besote.

lágrimas de mar dijo...

patri el mar me encanta, tú ya lo sabes mi nick tiene mucho que ver con el, tengo la gran suerte de tenerlo al lado de casa y en verano voy todos los días.

venus y yo tenemos un blog conjunto, Tierra de Diosas, nos gustaría verte por allí alguna vez

http://tierradediosas.blogspot.com/

te dejo un beso enorme y un cariño igual de grande

lágrimas de mar

mar dijo...

Tienes un regalito en mi blog.
Un besito y una estrella.
Mar

elvira carvalho dijo...

O mar me encanta e de uma maneira geral encanta todos os portugueses.
Nele misturamos as nossas lágrimas, lavamos as nossas almas, colhemos o nosso sustento. Um texto como este que exalta a importância do mar, na sua vida, é muito belo.
E o blog está com um look nota 10.
Parabéns.
Bom fim de semana
Um abraço

solo mi version.... dijo...

Hooooooooooooola Patryca...!
Gracias eres un dulce el mas dulce y fino de todos,
no hay anda como el mar la brisa el ruido de las olas..que rico tu post..y ni que decir de mis regalasos...estan uno para comermelo el otro para derretirme..adivina cual cual que? ja,ja...
un beshote linda maiga sabes que te quiero mucho ya te contare tras bastidores las ultimas...
muasssssssssh

Lady Zurikat dijo...

Perdon por la demora, pero con problemas de coneccion antes me fue imposible... lap pregunta del millon es siendo tan bestia, como se pone el 'alfajor virtual', digo, quien tiene el bendito codigo http.
En cuanto al mar... me encanta verlo en fotos, 4 veces en 4 decadas es un record, tanto que me cargan si pienso planear mis vacaciones en algun refugio subterraneo, hasta que la realidad queda exuesta. Hoy cuando entre a la oficina me miraron y la pregunta fue: ¿no podias haber dejado algo rojo para mañana? (siempre hay lenguas viperinas) porque entre el pelo, la ropa y tu cara... es demasiado.
Despues de aclararle que fuera a comprarme una leche fria -remedio de campo que usa la presidenta actual que tambien la padece- le aclare que se llama rosacea y que con el sol se agrava; estoy manchada como un cheetah pero ninguna cosmetologa amiga se ha animado a quitarmelas. Sol y playa por el momento, no.
¿quien tendra el codigo del alfajor virtual?

Vicky dijo...

que bellas letras, que bellos paisajes ademas que excelente compañía...
Caricias para tu alma.

Anónimo dijo...

Qué tremendamente inexplicable es el mar y qué tremendamente inexplicable es la vida. Eso es lo bello de la vida, del mar y de vos.
Imagina preciosa, Qué triste sería la vida el mar y vos, si todos tuvieran una explicación.
Gabo

MARIA MERCEDES dijo...

Embora o mar continue igual na sua imensidão, tu voltaste transformada e rejuvenescida.

Resta saber se foi o mar que te transformou, ou se foste tu...?

beijinhos

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Patry, ue bueno de vuelta por aquí. Volví para buscar mi regalo, que aunque lo visité antes, no pude ponerlo porue tenía problemas con mi plantilla.

Me gustaron tus cambios, y este color es precioso.
En cuanto al post. me encantó. A mi también el mar me devuelve una sonrisa y adoro la playa.

Bsss. Nos vemos.

Vicky dijo...

Patry
Hola, vine esta vez a decirte que lo que dices en mi espacio no me molesta, por el contrario, te lo agradezco, es bello saber que nuestras letras gustan....
Gracias a ti amiga...
Caricias para tu alma.

©Claudia Isabel dijo...

Patry, que linda historia nos contás. El mar tiene mucha mágia, y en el somos pequeños pero también poderosos...
Nos mostrás ese costado sentido, dónde tus lágrimas se pierden en la inmensidad y el furor del oleaje...hermoso!
Un abrazo

Loor dijo...

Hola Patry!
Como sabés anduve teniendo algunos problemas para publicar los comentarios! Seguramente el problema estaba entre el teclado y la silla! Como dice alguien que conozco!! Ja ja!!
Pero creo que ahora si VOY A LOGRARLO!!!
Aclaro que los dos comentarios que figuran "anónimos" y no son de Gabo son míos!!!
Un abrazo grande.
PD: Me encanta la nueva "cara" del blog con ese color arena y tanto "olor a mar", me traslada a momentos y sensaciones maravillosas del pasado.
Besos

angélica beatriz dijo...

Precioso relato del mar de tu alma mi dulce Patry.

Es afortunado quien te lleva a ese baño de sueños, porque tú eres todo amor mi niña linda.

Mil besos.

kukilin dijo...

Muy romántico lo del mar; Pero jamás dejarás de sorprenderme. Sos muy peculiar. ¿Lo sabías?
♥♥Besos♥♥


PD: Cuando quieras te ayudo con el slide. (No te rías que yo ya me tenté) Jajajaja!!! Son recuerdos de antaño.

Natasha dijo...

Paty querida, me ha conmovido lo que relatas en tu experiencia en el mar, creo que en eso nos parecemos, soy una devota del mar, paso horas observandolo desde el balcón de mi habitación, su inmensidad es consonante con mis cavilaciones, me hundo en su armonía y a veces me da por llorar...

Te dejo mis besos para que no te olvides del especial cariño que desde hace buen rato siento por ti

Naty

R E B E L D E dijo...

Por casualidad llegue a a blog y de el no me marcharé.
Me ha encantado lo que escribes y con la sensibilidad que lo haces.
Seguiré visitandote Besos desde Málaga

MentesSueltas dijo...

El mar ejerce una atracción especial, nos renueva, inspira, atemoriza... Muy bello.

Te abrazo con mi mejor energia...
MentesSueltas

Doncel dijo...

Patricia:
Precioso lo que has escrito sobre el mar,
El mar nuestro de cada día, que siga acariciando cuerpos semidesnudos, para que sean felices.
Besos

PIER BIONNIVELLS dijo...

hermoso relato... me ha encantado., romantico.. si.. a mi el mar me gusta muchisimo..
Y esas fotos preciosas..

abrazos...

GABRIELA......... dijo...

HOLA
TANTO TIEMPO
VOLVI DE MIS VACACIONES
TE DEJO UN BESO GRANDE

Gabriel Vega dijo...

Quiero escribir una historia en donde cada párrafo tenga una respuesta tuya. En donde pueda adormcerme en esta vida tan llena de todo lo que quieras. Quiero escribir lo que me pides. Quiero escribir sin buscar explicaciones, escribir tu mar, y vos y esas otras cosas que nunca les encontramos explicaciones, a pesar de que amanecíamos viéndolas por todas partes.
Gabo

Angie Sandino dijo...

Gracias por el premio, ya está a los pies de mi blog en mi slide de premios!

Perdona mi ausencia, espero que estes muy bien, paso a dejar saluditos desde Nicaragua!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Qué cosa
Yo soy un animal marino ( y me río de nuevo,como me reí al leer tu perfil y encontrar mi definición de mí misma : 90 % maravillosa y el resto insoportable!!) exacto
el mar y la sal de las lágrimas
y alrededor
gente que te cuida
catarsis
y café compartido
qué pasada! besote grande

@Patrulich dijo...

Patry tocaya:
Me ha gustado mucho pasar aquí, que no sé cómo llegué... navegando por esos mares que describís tan bien quizás.
Me contagiás esas bellas sensaciones... gracias!